Síguenos en Facebook:


Mitología

Publicado en agosto 30th, 2018 | by oscar

Selkies, los increíbles seres metamórficos de ultramar

El ser humano siempre ha gustado de contar historias, de ahí que todavía contemos con el amplio repertorio de leyendas que compone la mitología de cualquier cultura.

Uno de los aspectos principales de las leyendas son sus protagonistas pues en la mayoría de las narraciones nos encontramos con historias cuyos personajes son seres que parecen venidos de otros mundos, tan fantásticos que parecen romper las barreras de la imaginación de los seres humanos.

En este caso nos vamos a centrar en unos personajes que, aunque poco conocidos, resultan habituales en las leyendas del folklore de Irlanda, Escocia, las islas Feroe e Islandia. Estos personajes son las Selkies, unos seres mitológicos representados con forma de foca que habitan en las frías aguas cercanas a las tierras de donde parte la leyenda. Pero estas ‘’focas’’ tendrían la habilidad de que, deshaciéndose de su piel de foca, obtendrían forma humana y la capacidad de caminar entre los hombres. Metamorfismo animal en diferentes países.

También se conocen, dependiendo del lugar, con el nombre de silkies, selchies o selchidh. En cualquier caso, la raíz de estas palabras puede guiarnos hasta su origen en el escocés o el inglés antiguo significando siempre lo mismo: foca.

Los selkies en un grabado de la mitología céltica con la mujer y la foca entrelazadas

Estos peculiares seres, según su género, podrían convertirse en hombres o en mujeres y se cuenta que en su forma humana son realmente atractivos y con grandes dotes de seducción; tanto es así que se ha querido hacer de ellos maridos o esposas. El saber popular dice que si quieres atraer a un hombre selkie tendrás que llorar y verter 7 lágrimas en el océano para que aparezca. Por otro lado, si quisiéramos dar con una mujer selkie, el proceso sería algo más complicado pues siempre ha requerido algo más de trabajo el ‘’conquistar’’ a un ser hembra de este tipo.

En este caso habríamos de esperar a que se diera la oportunidad de hacernos con la piel de foca de la Selkie mientras ésta estuviera realizando algún quehacer en forma humana, por ejemplo tomando el sol en la orilla, pues sin su piel de foca ella no podría retomar esta forma y permanecería fielmente a nuestro lado, aunque siempre añorando el mar. Pero atención: la piel de la Selkie deberá ser guardada a buen recaudo pues si algún día ella consigue reencontrarse con ella no se lo pensará dos veces antes de retornar al océano, sin importar el tiempo que hubierais compartido juntos, ni tan siquiera si deja hijos en tierra. Si bien se cuenta en algunos relatos que a veces vuelven para jugar con sus hijos a la orilla del mar en determinadas ocasiones.

Los relatos varían ligeramente dependiendo de la zona. Por ejemplo, en Gales la naturaleza de las Selkies es un tanto diferente ya que su forma primigenia sería la humana, con la habilidad de transformarse en animal acuático. Serían una especie de humanos que habrían encontrado la manera de volver al mar. También, en otras regiones, se pensaba que eran la encarnación de las almas de las personas que se había perdido en el mar.

Este tipo de seres está presente en la mitología de varios países

Normalmente, las historias tienen un final trágico que se suele dar cuando los hijos del matrimonio humano-selkie casualmente encuentran la piel selkie de su progenitor, normalmente la madre, y ella no puede evitar la llamada del mar por lo que abandona a su familia para volver con su pueblo dejándolos descorazonados. Afortunadamente también existen narraciones con un desenlace más alentador en los que, por ejemplo, después de varios años de matrimonio cuando el selkie encuentra su piel y puede volver al mar, no quiere separarse de su pareja humana por lo que la convierte en selkie también, y ambos desaparecen en el mar.

En el relato titulado ‘’The Goodman O’ Wastness’’ se cuenta como Goodman, el protagonista, era un hombre que, a pesar de ser pretendido por varias mujeres, no tenía ningún interés en casarse. Hasta que un día en la playa da con un grupo de mujeres Selkies en forma humana que estaban tomando el sol dejando sus pieles de foca en la arena. Al verle, todas cogieron sus pieles y rápidamente volvieron al mar excepto una de ellas pues Goodman fue lo suficientemente rápido como para hacerse con su piel. La selkie le rogó al hombre que le devolviera su mágica piel para poder volver al mar y aunque Goodman, enternecido por la súplica estuvo a punto de hacerlo, en ese momento quedó prendado de la belleza de la Selkie y decidió conservar la piel para así, conservar a la mujer. De este modo la Selkie, ahora humana, se convirtió en la mujer de Goodman. Era fiel y amable y juntos tuvieron 7 hijos. Un día que Goodman salió a pescar con sus hijos varones, la mujer Selkie buscó por toda la casa su piel de foca y al no encontrarla, una de sus hijas le dijo donde se guardaba ya que, en una ocasión que fingió estar dormida, vio como su padre la sacó de su escondite para admirarla y después volverla a guardar.

En un estallido de emoción la Selkie se despide de sus hijas y desaparece. Al final del relato, Goodman volviendo de pescar, se encuentra en la playa con ella y con un hombre Selkie que la acompañaba. La Selkie, ya en forma de foca y con lágrimas en los ojos se despide de Goodman con las siguientes palabras: ‘’Adiós Goodman de Wastness, adiós. Te he querido porque eras bueno conmigo, pero quiero más a mi marido del mar’’

La belleza de estos seres siempre iba acompañada de la capacidad de cambiar su aspecto.

Pero, ¿cómo es el carácter o la personalidad de las Selkies en este mito? Según los diferentes relatos en los que se habla de ellos, no habría gran diferencia comparándolos con el ser humano. Encontramos relatos de Selkies fieles a sus maridos aunque no los amen; también Selkies que se sacrifican por aquella persona a la que aman aun sabiendo que no la volverán a ver a raíz de dicho sacrificio; Selkies que complacen a mujeres cuyos maridos se echaron a la mar y nunca volvieron y Selkies que persuaden a los hombres para engañarlos y ahogarlos en las aguas.

Como dato curioso diremos que existe documentación de familias que orgullosamente decían ser descendientes de alguna de estas criaturas tras su encuentro con algún humano.

Parece que en aquellos lugares cercanos al mar surgen historias relacionadas con el mismo. Es interesante ver cómo estas Selkies no se encuentran únicamente en estas regiones, sino que encontramos seres parecidos en el folklore sueco o en puntos tan lejanos como en la mitología chilota, del archipiélago de Chiloé, al sur de Chile.

Los chilotas, por ejemplo, contaban las historias de Milalobo, un ser mitad lobo marino y mitad humano, que surgió del encuentro de una mujer con una foca. Por supuesto no nos olvidamos de su paralelismo con la figura de las sirenas, seres mitad humano y mitad pez que habitan en el mar, pero la principal diferencia con las Selkies es que éstas serían seres metamórficos con la habilidad de cambiar su cuerpo, en lugar de seres híbridos como las sirenas.

En este aspecto, la criatura mitológica que más se asemeja sería la ‘’Swan Maiden’’ o ‘’Dama Cisne” en su traducción literal. Este ser, sería un cisne con la habilidad, al igual que las Selkies, de convertirse en humano, a las que algunos intrépidos conseguían hacer sus esposas tras robarles su abrigo de plumas. Y repitiendo la historia, estas damas cisnes desparecerían sin remordimientos y dejando a sus hijos atrás si fortuitamente daban con el paradero de su piel emplumada.

No deja de ser inquietante del gran número de personajes metamórficos que podemos encontrar en las historias de diferentes culturas alrededor de todo el globo e interesante el hecho de que las Selkies, aunque capaces de cambiar de forma, dependían para ello enteramente de un objeto: su piel. Nos encontramos ante un ser mitológico que en lugar de ser aterrador y tremendamente poderoso, como suele ocurrir, es en la mayoría de ocasiones sumiso a los designios del ser humano. ¿Qué eran las Selkies realmente?

El mar siempre ha infundido atracción y respeto en el ser humano, tal vez por lo ignoto de lo que alberga. Quizás el inconsciente colectivo albergue recuerdos de seres que emergían de él, ya que no son pocas las historias que hablan de seres apareciendo del mar. ¿Cuál es el origen de estas historias?

‘’Oh hermoso hombre, si hay alguna piedad en tu seno humano, devuélveme mi piel selkie. No puedo vivir en el mar sin ella. No puedo vivir entre mi gente sin mi piel selkie’’

Relato “The Goodman o’ Wastness“



Sé el primero en recibir información sobre artículos, noticias y novedades. Únete a nuestro grupo en Facebook: Planeta encantado


Publicado por

Investigador y narrador por mero gusto y razonamiento excesivo de acontecimientos presentes y pasados. Sígueme en Facebook: Said Castillo



Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • ACTUALIZACIONES

    noviembre 2018
    L M X J V S D
    « Ago    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Podría interesarte…