Síguenos en Facebook:


Curiosidades

Publicado en agosto 28th, 2018 | by oscar

La curiosa propuesta de Jonathan Swift de comer Niños

¿Quién fue Jonathan Swift? Irlanda pasó por una época de terrible hambruna en 1729. Eran tiempos difíciles y no llegaban las soluciones. Irlanda estaba gobernada por Inglaterra y lo llevaba siendo en los últimos quinientos años. Muchos culpaban precisamente a Inglaterra y sus políticas las que estaban hundiendo económicamente a Irlanda. Era sobre todo por algunas restricciones que Inglaterra había puesto en el comercio.

La falta de trabajo hizo que la pobreza aumentara como nunca lo había hecho en siglos. Las calles se llenaron de mendigos y el hambre se convirtió en un terrible problema. La sobrepoblación hacía que la hambruna fuera aun peor y las cosas solo empeoraban.

Un escritor muy enfadado llamado Jonathan Swift

Jonathan Swift nació en Dublín en 1667 y su familia tenía mucha influencia en el país. Se metió de lleno en la política irlandesa siendo muy joven. Era sobre todo muy crítico con las políticas inglesas que se estaban haciendo en el país. Las consideraba muy injustas y la raíz de la mayoría de los problemas que tenía. Apeló muchas veces al parlamento irlandés para cambiar muchas leyes inglesas y así mejorar la economía del país.

Cuando la situación fue desesperada y la hambruna en Irlanda era insoportable, Jonathan Swift endureció sus apelaciones. Sin embargo, no conseguía nada y las cosas no hacían más que empeorar. Viendo como sus esfuerzos no servían y todo eran frustraciones, se centró en sus habilidades como escritor. Es aquí donde se hizo muy conocido, y todo fue por un escrito político en forma de sátira. Era una propuesta para acabar con el hambre en Irlanda, la cual se llamó “Una propuesta modesta”.

Una propuesta modesta para acabar con la hambruna

En un momento de gran frustración política, Jonathan Swift encontró la solución para llamar la atención del parlamento. Escribió una sátira llamada “Una propuesta modesta para prevenir que los hijos de la gente pobre sean una carga para sus padres y el Estado”. Lo que Swift proponía era algo inusitado y macabro como solución al hambre. ¿En qué consistía?

Una propuesta modesta” comenzaba hablando de la población irlandesa que tan mal la estaba pasando. Lo hacia de un modo compasivo y dejando entrever que tenía la solución definitiva para acabar con el hambre. Este es uno de los párrafos que contenía el principio de la sátira:

Un conocido mío en Londres me ha asegurado que un joven niño de un año de edad, es la comida más exquisita que se puede comer. Tanto si hace un estofado, se asa, se fríe o se hierve, puede servir para hacer cualquier plato tanto si es un guiso como un ragout.”

El ataque a la clase política

En su propuesta también atacaba a los políticos irlandeses que había permitido que el país llegara a esa situación. Decía que el plato culinario que proponía era ideal para estos políticos que ya estaban acostumbrados a “comerse” los recursos y vidas de tantos irlandeses, por lo que comerse a los hijos sería natural. Eso no era todo, ya que la religión también era un problema en esos momentos.

Irlanda era un país principalmente católico romano, pero gestionado por la minoría protestante inglesa. Eso era otra de las cosas que tenía muy enfadada a la población irlandesa. Jonathan Swift también hablaba de esto en su sátira:

La carne de infante es algo que está disponible todo el año, aunque mucho más abundante en Marzo. Además de esto, un eminente médico francés ha confirmado que nacen muchos más niños en países católico romanos. Por este motivo los mercados tendrán un abastecimiento de carne mayor para combatir el hambre. Además de esto tendrá una ventaja adicional, que será reducir el número de papistas entre nosotros

Esta propuesta de comerse niños católicos romanos y de paso reducir la población era un claro ataque a los protestantes. Su propuesta acaba haciendo referencia de nuevo a los gobernantes irlandesas que apoyaban las leyes inglesas:

Deseo que aquellos políticos que no les gusta mi propuesta pregunten primero a los padres de esos niños. La pregunta sería si no hubiera sido una gran felicidad que hubieran servido de comida cuando tenían un año. De esta manera se hubieran ahorrado tantas desgracias por las que están pasando ahora, sin poder pagar el alquiler, sin ropas que ponerse, y viviendo en la miseria. No tendrían que ver como sus familias se mueren de hambre sin poder hacer nada.

La respuesta a su propuesta de comerse a los niños

A pesar de la sugerencia de comer niños en forma de sátira, no tuvo la repercusión que esperaba. Cuando fue publicado la primera vez la mayoría de los críticos lo ignoraron. Los que lo leyeron no se lo tomaron en serio dado lo absurdo de lo que se proponía. Por supuesto, en ningún momento se pensó que se debía tomar en serio. La idea era llamar la atención a un gravísimo problema que estaba ocurriendo en el país. Hoy en día es considerado una de las mejores sátiras de aquella época y de las mejores obras de Jonathan Swift.


Sé el primero en recibir información sobre artículos, noticias y novedades. Únete a nuestro grupo en Facebook: Planeta encantado


Publicado por

Investigador y narrador por mero gusto y razonamiento excesivo de acontecimientos presentes y pasados. Sígueme en Facebook: Said Castillo



Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • ACTUALIZACIONES

    noviembre 2018
    L M X J V S D
    « Ago    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Podría interesarte…