Curiosidades

Publicado en julio 27th, 2018 | by oscar

Enervantes en la antigüedad: consumo y efectos

Las pruebas arqueológicas demuestran que el ser humano ya consumía opio y «hongos mágicos» en épocas tan remotas como hace 10.000 años. Algunos expertos creen incluso que algunos personajes famosos de la antigua Grecia, como Pitágoras, no podrían haber concebido sus geniales teorías y filosofías sin consumir algún tipo de enervante.

Los textos antiguos sugieren que podría haber algo de cierto en estas afirmaciones. Este artículo se centra en los diversos enervantes consumidos por las culturas de épocas antiguas.

Harmal

El Harmal era consumido habitualmente por las culturas de la India Occidental, irania y andina. Curiosamente, recientemente se descubrió Harmal en los cabellos de la momia de un varón adulto y de un niño de un año de edad, al norte de Chile. El adulto había sido enterrado junto con pipas y placas para esnifar que se habrían empleado para consumir esta droga. Los restos se han datado entre los años 800 d. C. y 1200 d. C.

El harmal es una planta con flor que puede transformarse mediante un proceso de destilación en un compuesto químico llamado harmina. Esta sustancia es un potente antidepresivo que tiene la capacidad de magnificar los efectos de otros antidepresivos. También puede emplearse como tratamiento contra la fiebre y las inflamaciones. Las semillas de harmal se venden en la mayor parte de tiendas de alimentación de Irán y Oriente Medio.

Cánnabis

Este enervante no es ciertamente desconocido en la mayor parte del mundo, ya que la legalización del cánnabis es un debate abierto en numerosos países. Sin embargo, lleva siendo consumido miles de años, y se cree que ya se conocía antiguamente en Asia meridional y central. En una tumba de China occidental se ha hallado la evidencia más reciente del consumo de este enervante como sustancia psicoactiva en la antigüedad: se encontraron unos 789 gramos de cánnabis en la tumba de un chamán.

El cánnabis se cultivaba por su fibra de cáñamo, pero también ha sido consumido durante generaciones por los Sikhs como analgésico y para favorecer la meditación. Aunque el cánnabis aún es ilegal en muchos países, se ha legalizado en ocasiones por motivos médicos para su uso como tratamiento contra el glaucoma y para aumentar el apetito.

Nuez moscada

Las antiguas culturas de Asia y la India eran proclives al consumo lúdico de nuez moscada. Aunque en nuestros días está considerada principalmente un ingrediente de cocina, la nuez moscada resulta útil en el tratamiento del asma y las afecciones cardíacas, y actúa también como sedante. Muchas culturas de la antigüedad creían que esta antigua especia poseía poderes mágicos o especiales.

El agua corriente mezclada con nuez moscada ha sido consumida como sucedáneo durante décadas, incluso por personajes históricos famosos como Malcom X. La sobredosis de nuez moscada provoca fuertes efectos secundarios, por lo que merece la pena recordar que la clave es la moderación, en especial porque podemos conseguir nuez moscada fácilmente en cualquier tienda de especias o supermercado.

Hojas de coca

Los mayas masticaban hojas de coca y las hervían en infusión para su consumo debido a sus poderosos efectos estimulantes. Esto era mucho antes de que se concibiera la idea de destilar la planta en una taza de café bien cargado. Es un enervante muy potente: solo 100 gramos de hojas de coca contienen la cantidad diaria recomendada de vitaminas, hierro, calcio y fósforo. Se pueden conseguir hojas de coca en Medellín y otros lugares de Sudamérica.

Psilocibes

Los psilocibes eran consumidos por antiguos pueblos del desierto del Sáhara así como por culturas de toda Sudamérica y Centroamérica. Conocidos también como «hongos mágicos», aparecen ya en pinturas rupestres norteafricanas datadas entre los años 9000 a. C. y 7000 a. C.

Sabemos que el consumo de hongos mágicos provoca náuseas y alucinaciones, efecto este último muy apreciado por sus antiguos consumidores, ya que les permitía acceder a niveles superiores de conciencia. Entre los estudiosos de la historia de los enervantes está muy extendida la creencia de que los hongos mágicos fueron responsables de la aparición de algunas de las más famosas religiones y evoluciones culturales que se han dado en la historia de la humanidad.

Existen diversas variedades de psilocibes en todo el mundo, y un método rápido de obtenerlos habitual en la actualidad es cultivarlos en estiércol de ganado vacuno. También se venden hongos mágicos en algunos comercios de Holanda y ciertas regiones de Bélgica.

Opio

El opio es sin lugar a dudas el enervante más consumido de la historia antigua. La historia del opio es larga y compleja, pero según los especialistas los sumerios lo cultivaron por primera vez hacia el 3400 a. C. Entre los pueblos que consumieron opio en la antigüedad se encuentran los romanos, griegos, indios, egipcios y asirios, además de los sumerios.

El opio es un derivado del látex que se halla en la cáscara de la flor de la amapola o adormidera. Este látex contiene morfina, que es el ingrediente activo del opio. Históricamente, este enervante ha sido empleado para aliviar el dolor, inducir al sueño, curar la diarrea e incluso mejorar el libido.

En la actualidad el opio es procesado para producir derivados como la heroína. Las flores, por su parte, pueden convertirse en un té de potentes efectos. Afganistán es el mayor productor del mundo de opio (adormidera) en la actualidad. Sus niveles de producción se han mantenido a un nivel muy alto a pesar de las actuales políticas anti-droga y los conflictos existentes en la región de Oriente Medio.

Loto azul

El loto azul era muy apreciado entre los antiguos egipcios. Este enervante tiende a provocar en quien la consume un estado de ánimo más relajado, comunicativo, e incluso en algunos casos, de excitación, aunque sus consumidores modernos apuntan al gozoso sueño al que induce como una de las razones esenciales de su popularidad.

El método más habitual de consumirlo es preparar una infusión de sus flores o macerarlas en alcohol, lo que multiplica la potencia de los compuestos químicos activos de la flor de loto. Sabemos que este enervante provoca un estado de fatiga mental al que ya se refiere Homero en su Odisea. Cuando Odiseo consume esta flor, se apaga su deseo de combatir a los dioses griegos y continuar su travesía rumbo a Ítaca. El loto azul quizás sea el producto más común de esta lista, ya que puede encontrarse en venta online en miles de direcciones web diferentes.

Éstas no son más que un puñado de los enervantes que llevan existiendo desde hace mucho más tiempo que otras que forman parte de nuestro «menú» moderno habitual. Es posible que sigan existiendo dentro de miles de años, aunque de ser así también lo harán sus efectos secundarios entre los adictos a su consumo.

Sé el primero en recibir información sobre artículos, noticias y novedades. Únete a nuestro grupo en Facebook: Planeta encantado



Publicado por

Investigador y narrador por mero gusto y razonamiento excesivo de acontecimientos presentes y pasados. Sígueme en Facebook: Said Castillo



Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • ACTUALIZACIONES

    julio 2019
    L M X J V S D
    « Ago    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
  • Podría interesarte…




  • Síguenos en Facebook: