Síguenos en Facebook:


Curiosidades

Publicado en agosto 21st, 2018 | by oscar

El proyecto Nazi para bombardear USA: Amerika Bomber

Amerika Bomber es el nombre con el que se conoció a un proyecto de la Alemania nazi desarrollado por el Ministerio del aire alemán ( Reichsluftfahrtministerium) durante la Segunda Guerra Mundial, cuyo objetivo era desarrollar un avión bombardero de largo alcance que fuera capaz de atacar el territorio continental de Estados Unidos partiendo desde una base en las islas Azores, o incluso desde Alemania, recorriendo para ello 11.600 kilómetros de distancia entre ida y vuelta.

La idea se planteó inicialmente en 1938 con el nombre original en alemán “Amerika bomber Projekt“, pero no se comenzaron a desarrollar planos y diseños serios hasta 1942.

Se llegaron a presentar a Hermann Göring varias propuestas, incluyendo el uso de armas nucleares alemanas sobre Norteamérica incorporadas al bombardero, pero se acabó descartando el proyecto por ser demasiado costoso y técnicamente inviable en ese momento.

Antes de que Estados Unidos entrara en el conflicto en 1941 tras el ataque a Pearl Harbor, Alemania ya había iniciado varios proyectos para desarrollar bombarderos de largo alcance. Con la declaración de guerra de Hitler a Estados Unidos el 11 de diciembre de 1941, Hermann Göring, comandante en jefe de la Luftwaffe, exigió que se acelerara el programa Amerika Bomber y se le presentaran proyectos viables.

Según el plan propuesto originalmente, el bombardero debía ser capaz de partir de una base en las islas portuguesas de las Azores (donde se permitía en esos momentos abastecerse a los submarinos y barcos alemanes), y llegar a Estados Unidos transportando una carga de bomba de 4,5 toneladas. El proyecto se hizo más ambicioso, ya que se buscaba que el avión tuviera la suficiente autonomía para volar desde Alemania hasta Estados Unidos, bombardear la costa este del país, principalmente lugares estratégicos o ciudades costeras como Nueva York, y regresar a Alemania.

El primero de los aviones que se diseñó fue el prototipo Messerschmitt Me 264, un bombardero pesado de cuatro motores construido completamente en metal, equipado con varias torretas a ambos lados del fuselaje. El Me 264 llevaba poca armadura para aumentar su capacidad y alcance del combustible y fue también la primera aeronave del mundo que llevaba los tanques de combustible en las alas, algo habitual en los aviones modernos.

Además del Messerschmitt, en la primavera de 1942 el Reichsluftfahrtministerium recibió varias propuestas de los principales fabricantes de aviones alemanes, Junkers, Focke-Wulf y Horten, para cumplir con las demandas de Göring. Entre los aviones propuestos se encontraban el Focke-Wulf Fw 300 y el Focke-Wulf Ta 400, Junkers Ju 390, Heinkel He 277 y Horten H.XVIII.

Un plan de 33 páginas fue descubierto décadas después en Postdam por el historiador alemán Olaf Groehler. Se realizaron varias copias del plan original del Amerika Bomber que se enviaron a diferentes oficinas de la Luftwaffe.

En el documento se menciona específicamente el uso de las Azores como aeródromo de tránsito para llegar a los Estados Unidos. Si se utilizaban alguno de los aviones elegidos para el proyecto, el Heinkel He 277, Junkers Ju 390, o el Messerschmitt Me 264, se podrían alcanzar objetivos estadounidenses con una carga útil de 3 toneladas, 5 toneladas y 6,5 toneladas respectivamente.

En el plan se incluía una lista de 21 objetivos estratégicos en América del Norte, 19 de ellos en Estados Unidos, uno en Canadá y otro en Groenlandia. El objetivo principal era paralizar la producción de aviones, por lo que la mayoría de los posibles blancos eran fábricas de piezas para aviones en lugares como Indiana, Nueva York, Pennsylvania o Connecticut.

En mayo de 1942 se solicitó la opinión sobre la viabilidad del proyecto Amerika Bomber al general Eccard Freiherr von Gablenz, quien sentenció que el avión Me 264 no sería útil para una verdadera misión de bombardero transatlántico desde Europa, pero podría ser utilizado para una serie de tareas de patrulla marítima de muy largo alcance en cooperación con los submarinos alemanes (U-boats) frente a la costa este de los Estados Unidos.

Se llegaron a construir tres prototipos del Messerschmitt Me 264, pero fue el bombardero Junkers Ju 390 el que fue seleccionado para pasar a la fase de producción y antes de que se abandonara definitivamente el programa Amerika Bomber por considerarse inviable, se llegaron a construir dos aviones.

Algunos historiadores afirman que el segundo de estos Junkers Ju 390 fue probado con éxito y realizó un vuelo transatlántico a principios de 1944 que le llevó a estar a 20 kilómetros de la costa de Estados Unidos.

El proyecto de construir un bombardero alemán que fuera capaz de realizar un vuelo transatlántico no fue posible, pero la Alemania nazi mantuvo la idea durante largo tiempo de golpear objetivos estadounidenses en su territorio y para ello se presentaron nuevas ideas, aunque tampoco tuvieron éxito.


La primera de ellas era utilizar un avión Heinkel He 177 para transportar un bombardero Dornier Do 217 que sería liberado en el Atlántico. El Dornier debía llegar hasta la costa de Estados Unidos para soltar su carga en un viaje solo de ida, mientras su tripulación sería recogida posteriormente por un submarino alemán. Algunos investigadores mencionan también la posibilidad de que se quisiera dotar al bombardero con bombas atómicas para destruir completamente Nueva York.

Este proyecto se conoció como “Huckepack Projekt“, y aunque estuvo sobre la mesa en varias ocasiones, además de la dificultad técnica para llevarlo a cabo, uno de los motivos por los que el proyecto quedó abandonado fue por las diferencias entre la Luftwaffe y la Kriegsmarine.

Las otras propuestas eran diseños exóticos impulsados por cohetes y que se encontraban en fases de desarrollo muy prematuras para poder ser realizadas, como el Horten H.XVIII, un “ala volante” diseñada por los hermanos Horten e impulsada por seis turborreactores; o el bombardero suborbital Silbervogel diseñado por Eugen Sänger.

Adolf Hitler era un apasionado de las denominadas “armas milagrosas” (Wunderwaffe), y el Tercer Reich dedicó una cantidad ingente de tiempo y recursos a este tipo de proyectos. Conseguir llegar a bombardear la costa este de Estados Unidos suponía un viaje de ida y vuelta de 11.600 kilómetros, y el único avión alemán ya construido y probado que podía acercarse fue el Messerschmitt Me 261, con un alcance máximo de 11.025 kilómetros.

El proyecto Amerika Bomber sin embargo no fue uno de los proyectos más favorecidos por el régimen y con la intensificación de los bombardeos aliados a mitad de la guerra se interrumpieron gravemente las líneas de suministro alemanas, condenando al fracaso al proyecto, ya que se tenían que reservar los recursos para la defensa interna de Alemania. Todos los diseños de estas aeronaves fueron considerados proyectos demasiado costosos o ambiciosos y fueron abandonados.

A pesar de ello, los diseños alemanes tuvieron una gran repercusión para los ingenieros aeroespaciales. Aunque fue concebido originalmente como un jet de combate, el Ministerio del Aire británico consideró el desarrollo del Horten H.XVIII como un avión de pasajeros, mientras que el Sänger Silbervogel probaría ser fundamental para los futuros diseños de la era espacial. El Me 264 fue el primer avión del mundo con tanques de combustible integrados en las alas, un estándar para la mayoría de los aviones modernos, y algunos de los conceptos utilizados durante el proyecto Amerika Bomber servirían como base para los futuros transbordadores espaciales.

Sé el primero en recibir información sobre artículos, noticias y novedades. Únete a nuestro grupo en Facebook: Planeta encantado



Publicado por

Investigador y narrador por mero gusto y razonamiento excesivo de acontecimientos presentes y pasados. Sígueme en Facebook: Said Castillo



Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • ACTUALIZACIONES

    noviembre 2018
    L M X J V S D
    « Ago    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Podría interesarte…