Síguenos en Facebook:


Misterios

Publicado en julio 20th, 2018 | by oscar

El grimorio de Abramelín el mago

Los grimorios son libros que reúnen conocimientos mágicos, se dice que fueron escritos generalmente entre la Baja Edad Media y finales del siglo XVIII. La palabra grimorio proviene del francés y parece ser una desviación de “grammaire”, gramática. En la Edad Media “gramática” era cualquier libro de conocimientos básicos. Los grimorios lo eran de astrología, fórmulas, hechizos…y todo tipo de sabiduría relacionada con la magia.

La magia sagrada también conocido como Libro de Abramelín el Mago es, sin lugar a dudas, uno de los libros de magia más importantes de los que se tenga conocimiento. Existen varias copias del manuscrito en Alemania y en Italia, aunque es la Biblioteca de Arsenal, en París, la que cuenta con un manuscrito ya desaparecido y que actualmente puede ser consultado solamente en microfilm.

Este célebre grimorio antiguo cuenta la historia de un mago egipcio llamado Abramelín que enseña sus secretos a Abraham de Worms, un judío que vivió entre 1362 y 1458, y que este más tarde transmitiría a su hijo Lamech.

El Grimorio de Abramelín el mago

Abramelín el mago es un personaje oscuro del que únicamente se sabe, vivió en Egipto en el siglo XV. Un judío alemán llamado Abraham de Worms lo conoció, cerca de la ciudad de Araki, y consiguió que le transmitiera todo su saber místico y de magia cabalística. Abraham lo transcribe en forma de carta dirigida a su hijo llamado Lamec. Nos describe a Abramelín como un sabio erudito y amable, muy anciano ya, que le exige a cambio de su sabiduría no abandonar el camino del Señor. Le entregó dos libros para que hiciera él mismo una copia y le pidió una cantidad de dinero a cambio para repartirla entre los pobres de la ciudad.

Tras un elaboradísimo ritual que puede tardar meses, se consigue comunicación con el ángel guardián de los magos, poseedor de todo conocimiento. Para llegar con éxito al final de este largo proceso se deben observar una serie de normas entre las que se encuentran el rezo diario, la castidad, la abstinencia de bebidas alcohólicas y la rectitud en todas las acciones que se emprendan en la vida diaria. Si todo ha ido bien, se aparecerá el Ángel de la Guarda y revelará sus mágicos secretos.

Después se debe citar a los 12 príncipes y duques del infierno para conseguir que obedezcan y conseguir la eliminación de su influencia negativa. Una serie de espíritus familiares ayudan a conseguir lo que se solicite, ya sean riquezas, amor, la invisibilidad o la capacidad de volar, por ejemplo.

La práctica de la magia de Abramelín se centra por un lado en los cuadrados mágicos que esconden palabras que deben utilizarse en los rituales y por otro en la elaboración de recetas como la del “incienso de Abramelín”.

A finales del siglo XIX y principios del XX, el grimorio de Abramelín volvió a editarse consiguiendo un enorme éxito entre los creyentes y aficionados al esoterismo y la práctica del ocultismo que resurgió en esa época.

Existen dos ejemplares que datan de 1700 y 1750, respectivamente, se encuentran en Dresden, Alemania, escritos también en alemán, además de un manuscrito en italiano que se encuentra en la Biblioteca Queriniana, en Italia; por último, existe también una copia incompleta escrita en hebreo que se encuentra en la Universidad de Oxford y que datan aproximadamente de 1740.



Publicado por

Investigador y narrador por mero gusto y razonamiento excesivo de acontecimientos presentes y pasados. Sígueme en Facebook: Said Castillo



Subir ↑
  • Síguenos en Facebook

  • ACTUALIZACIONES

    diciembre 2018
    L M X J V S D
    « Ago    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Podría interesarte…